¿ES VERDAD QUE EL PAPA
NO SE PUEDE EQUIVOCAR?

Eso de que el Papa no se puede equivocar ha sido muy mal interpretado, lo que ha dado pie a algunos a pensar que nosotros, los católicos, creemos que el Vicario de Cristo es un "super-hombre", con cualidades excepcionales que lo hacen infalible en todo lo que dice.

Por favor, que la infabilidad no acompaña al Papa a todas horas, sino que es una ayuda especial del Espíritu Santo para preservar a la Iglesia de errores en materia de fe.

El Papa es una persona igual a cualquier otra a la hora de dar sus opiniones personales o expresar sus preferencias en aquellas cosas que son opcionales. Si opina sobre política, por ejemplo, o sobre cualquier otro tema que no tiene que ver directamente con las enseñanzas de Jesus, el Papa se puede equivocar.

Ahora bien, cuando, visto el consenso de lo enseñado en la Iglesia a través de los siglos, de la opinión de los teólogos y peritos, y después de consultarlo con aquellos que lo pueden ayudar mejor a tomar una decisión, y sobre todo después de mucha oración, el Papa se decide a declarar o definir algo que debe ser creído por todos los católicos, entonces podemos estar seguros que cuenta con esa ayuda que lo hace infalible.

Creer que el Papa no se puede equivocar cuando define algo necesario para la salvación es confiar en que el Espíritu Santo nos guía, y la presencia de Jesús en su Iglesia nos sostiene.

Poco es, en realidad, lo que queda por definir. Aun así, las interpretaciones que da el Santo Padre en las encíclicas u otros documentos oficiales tienen que ser tomadas con toda seriedad, pues en ellas no podemos ver las opiniones de un simple hombre, sino las enseñanzas del Magisterio de la Iglesia, a la que el mismo Jesús confió el depósito sagrado de la fe.